Tuesday, June 20, 2006

LARGA VIDA A PANAMA VIVE



"Larga Vida a Panamá Vive"
Por: ALEX MARISCAL*
aleomar@hotmail.com


La perseverancia es una virtud que escasea en el común de los individuos de nuestra sociedad. Es muy usual escuchar comentarios que tildan a los panameños de ser flojos, desorganizados, y sobre todo, poco constantes. Hay un estigma social que los estereotipa. Con sobrada razón, habría que afirmar que no son todos, hay excepciones. Que no se les ponga a todos por igual el parche porque sí hay personas que es necesario darles el espaldarazo de ánimo, porque ellos son los que, al contrario de los “vulgaris juega vivo”, día a día enrudecen su terquedad y realizan con tenacidad proyectos que contribuyen al fortalecimiento de nuestro país.
Hago esta valoración con respecto al trabajo ininterrumpido durante cinco años, y la consecuente circulación de la Revista Cultural Panamá vive, un medio de comunicación liderado por la poeta Indira Moreno, quien ha logrado construir un excelente espacio para la ventilación de opiniones sobre la cultura. Ya había tenido la oportunidad de leer muchos de los artículos publicados en tal medio, e incluso tuve la oportunidad de ser publicado en él mismo, sin embargo no había tenido ni el tiempo, ni el privilegio de tener a mano la colección completa de sus cinco años de publicación. Quiero aclarar que es muy difícil hacer una valoración justa a tan extenso y variado contenido temático. Hay que apuntar que, en un medio como el nuestro, donde precisamente publicar es una de las tareas más arduas, porque la mayoría de los proyectos culturales desafortunadamente se mueren casi escuchando el llanto de recién nacido, es ya un logro que Panamá vive haya llegado a su quinto cumpleaños.
Por otro lado, un examen a vuelo de pájaro de los artículos publicados nos permite expresar, sin miedo a equivocarnos, que es un medio de comunicación muy variado. En efecto, es un valioso compendio de opiniones, reseñas de arte, comentarios críticos, ensayos, y creaciones poéticas. En sus páginas encontramos una diversidad de autores, tanto nacionales como de otras latitudes, desde creativos hasta especialistas, y sobre todo la constante voz crítica de la sección editorial.
En fin, Panamá vive, a pesar de ser un sencillo plegable de cuatro páginas, despliega una excelente variedad de temáticas del orden nacional e internacional, de la cosa literaria y de otros aspectos del arte. La Revista cultural Panamá vive es un efectivo instrumento de comunicación cuyo rumbo editorial apunta siempre a la reflexión, al análisis fresco y sincero de los problemas que más afligen al quehacer artístico panameño. Arriba Panamá, y larga vida a la Revista Cultural Panamá vive.
*(el autor es Escritor y teatrista)