Wednesday, April 04, 2007

CRUCE DE POESÍA NICARAGUA-EL SALVADOR EN LAS PRINCIPALES LIBRERÍAS DEL PAÍS

ARNULFO AGÜERO

Con optimismo celebro la aparición del libro Cruce de Poesía Nicaragua-El Salvador, cuyos compiladores Marta Leonor González, Juan Sobalvarro y Luis Alvarenga se dieron a la tarea de reunir a 60 autores en total.
Es evidente que la antología —ellos prefieren llamarla muestra— requirió de un arduo trabajo de investigación de varios años sobre los nuevos derroteros de la poesía de ambos países.
Antes, en 1998, Sobalvarro y González junto a Adriano Corrales publicaron Poesía de Fin de Siglo. Nicaragua-Costa Rica, con sellos; ediciones Perro Azul y 400 Elefantes. Para entonces era la primera muestra antológica de poesía con carácter binacional.
Cuatro años después de este esfuerzo editorial, como una continuación se consolida Cruce de Poesía Nicaragua-El Salvador, una compilación de los últimos 25 años de la poesía de ambos países según sus autores.
En Cruce de Poesía Nicaragua-El Salvador aparecen 32 poetas nicaragüenses con 99 poemas y para El Salvador con 28 poetas, con 82 poemas, que hablan del amor, la muerte, la guerra vivida en ambos países, la soledad y la destrucción del planeta.
GRUPOS Y TALLERES
Se puede apreciar que ambas muestras fueron rigurosamente seleccionadas. En el caso de Luis Alvarenga hace una presentación a manera de prólogo donde menciona brevemente algunos grupos de El Salvador como los Masacuata, Cinconegritos o la Cebolla Púrpura y Xibalbá al que asistían; Otoniel Guevara, Eva Ortiz, Javier Alas y Vladimir Baiza y el mismo compilador salvadoreño.
Fenómeno de los talleres que según Alvarenga es heredado del Grupo Literario Universitario, grupo al que pertenecieron Roque Dalton y Roberto Armijo en 1956.
De manera que aborda en breve el fenómeno de los talleres de poesía o grupos literarios, pero en la postguerra con menor intensidad y reflexiona que lo saludable de ello es que los nuevos autores van dándose a conocer individualmente, y se unen para realizar proyectos editoriales o de difusión cultural.
Reconoce la antología de María Poumier en Poésie Salvadorienne du XXme Siécle sobre la poesía salvadoreña del siglo XX, pero cree que se deben revalorizar los talleres y profundizar el aporte que realizan las nueva generación de poetas.
También hace énfasis en la aparición de jóvenes poetisas como Teresa Andrade, Susana Reyes y Krisma Mancía; sin embargo, se le olvida una figura prometedora en la nueva poesía, Ana Gabriela Padilla, que aunque no radica en El Salvador, mantiene una fuerte presencia poética en Nicaragua.
Por El Salvador aparecen en el libro Carmen González Huguet, Edgar Alfaro Chavarri, Silvia Elena Regalado, Carlos Ernesto García, Eva Ortiz, Amilcar Colocho, René Chacón, Aída Párraga, Alvaro Darío Lara, Manuel Barrera, Otoniel Guevara, Ernesto Flores, Luis Alvarenga, Vladimir Baiza, Susana Reyes, Jorge Galán, Carlos Clará, Federico Hernández, Alfonso Fajardo, Osvaldo Hernández, Danilo Villalta, Krisma Mancía, Teresa Andrade y Ana Gabriela Padilla.
MUESTRA ACTUALIZADA
Por su parte, los compiladores nicaragüenses, Juan Sobalvarro y Marta Leonor González, en su selección —la más actualizada de las antologías y muestras nicaragüenses— hacen referencia a su muestra anterior Poesía de Fin de Siglo: Nicaragua-Costa Rica, y establecen la diferencia entre la poesía de hoy sin ceñirse corrientes dogmáticas y cerradas. Que reúne a un considerable numero de poetas jóvenes pero, sobre todo, reúne una buena parte de la poesía que los antologadores que se proclaman como los más “autorizados”, no han querido tomar en cuenta.
Por lo tanto, González y Sobalvarro en su presentación a manera de prólogo perfilan un esbozo de la poesía nacional aparecida bajo dos ejes claves a considerar; carencia y contemplación y destacan: “Se trata de carencias individuales o colectivas. Y esta carencia puede ser cuestionadora, inconforme o resignada o amarga”, señalan.
Asimismo, explican que esta poesía tiene por “profesión la contemplación” y agregan que puede ser complacida, asombrada o conforme. Valoran también que en esta categoría de la afirmación se aborda poéticamente la vida, el sujeto, la mujer, la amante y hasta a la mascota, vale citar el caso de Blanca Castellón que le hace poemas a su perro Cafú.
Esta valoración es menos dogmática y más abierta, lo que les ha permitido romper con los parámetros de otros compiladores, inclusive, esta muestra no cae en las esquemas de seleccionar la poesía por décadas como históricamente se viene haciendo. No obstante, su aparición bajo el sello editor de 400 Elefantes, los ubica como uno de los grupos de avanzada, capaz de crear proyectos editoriales alternativos donde la nueva poesía nacional tiene cabida, ya es sabido que las antologías sólo abarcan hasta los años 70, cabe preguntarse ¿qué ha pasado con la poesía escrita en los últimos 30 ó 25 años? Cruce de Poesía Nicaragua-El Salvador responde a esa inquietud y nos deja la tarea pendiente de leer a los creadores.
Por otro lado, el libro es un esfuerzo que merece atención de parte de los maestros y los especialistas en literatura para diagnosticar la salud de la poesía nacional y salvadoreña; por qué no, compararla.
Es válido destacar los esfuerzo binacionales de ambos compiladores, en medio de un ambiente que se abre a los tratados del libre comercio con otros países, ambos proyectos pretenden ser una guía básica para futuras antologías con proyección centroamericana, según sus autores.
Es importante mencionar y reconocer el apoyo que el Foro Nicaragüense de la Cultura y la Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación (COSUDE) dieron al proyecto apoyando a la difusión de la literatura nacional en pro de la promoción de la lectura y aplaudir la aparición de los poetas nicaragüenses Gloria Gabuardi, Juan Carlos Vílchez, Edgar Escobar Barba, Manuel Martínez, Isolda Hurtado, Karla Sánchez, Porfirio García Romano, Blanca Castellón, Helena Ramos, Orlando José Cuadra, Carlos Castro Jo, Henry A. Petrie, Carola Brantome, Erick Aguirre, Milagros Terán, Félix Javier Navarrete, Ariel Montoya, Serdán Zelaya, Esthela Calderón, María del Carmen Pérez, Héctor Avellán, Daniel Ulloa, Ulises Huete, Yaoska Tijerino Espinosa, Gema Santamaría, Irving Cordero, Abelardo Baldizón, Rafael Mitre, Víctor Ruiz y Ezequiel D’León Masís.

El libro esta disponible en las siguientes librerías:

HISPAMER (LIBRERíA CENTRAL, COSTADO OESTE DE LA UCA, EN MANAGUA)

EL PARNASO (FRENTE A LA UCA, PISTA PRINCIPAL)

BOOK CENTER (CARRETERA A MASAYA, FRENTE AL COLEGIO TERESIANO.

LIBRERíA NUEVOS LIBROS (CENTRO COMERCIAL MANAGUA)

LIBRERíA RIGOBERTO LOPEZ PEREZ CENTRO COMERCIAL MANAGUA)

LIBRERíA UNIVERSITARIA (EN LA CIUDAD DE LEON)


Siembra cultura: "Regala un libro"
Campaña mundial para incentivar los hábitos a la lectura.

Patria Literaria.