Friday, October 26, 2012

Venezuela reitera necesidad de refundar y democratizar la ONU


TeleSUR

La delegación venezolana ante las Naciones Unidas (ONU) reiteró la necesidad de refundar y democratizar el organismo, argumentando que su accionar actual se aleja de los objetivos establecidos en su Carta fundacional, entre ellos el de mantener la paz y la seguridad internacionales a través de medios pacíficos y de conformidad con los principios de justicia y del derecho internacional.

El embajador Jorge Valero ofreció una declaración con motivo del aniversario 67 de la fundación del ente mundial y reafirmó que urge revitalizar la Asamblea General y ampliar el número de miembros del Consejo de Seguridad, en sus dos categorías de permanente y no permanente.

Explicó que los términos acordados por las naciones que fundaron la ONU en 1945 distan de la realidad actual, en la que “potencias imperialistas lanzan nuevas guerras neocoloniales y de conquista”, utilizando las nociones de la “responsabilidad de proteger” y de “cambio de régimen”.

“Lo convenido hace 67 era para fomentar relaciones de amistad entre las naciones, basadas en el principio de igualdad de derechos y la libre determinación de los pueblos, y promover la cooperación internacional mediante el desarrollo y el respeto a los derechos humanos y a las libertades fundamentales”, recordó.

El diplomático, no obstante, asegura que hoy día existe en la ONU una inequitativa representación de los países en sus órganos principales, motivo por el cual “una minoría se abroga el derecho de direccionar los asuntos mundiales”.

Precisó que “la cooperación internacional en el planeta es limitada” y, por el contrario, “prevalece la voraz competencia entre grandes potencias capitalistas, que buscan mantener o recuperar sus áreas de influencia saqueando los recursos naturales de países en desarrollo”.

Entre las propuestas, mencionó revitalizar la Asamblea General y elegir democráticamente al Secretario General, además de ampliar la categoría miembros, tanto permanentes como no permanentes, del Consejo de Seguridad.

En ese sentido, destacó como ejemplo las novedosas experiencias de cooperación solidaria que han surgido, durante los últimos años, en América Latina y el Caribe, las cuales contribuyen a democratizar las relaciones internacionales y a forjar un mundo en paz y con justicia social.

Entre estas iniciativas, resaltó organismos como la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA), la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) y la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac).