Saturday, January 14, 2012

Jaraguá. Una lectura necesaria

Patria Literaria.

Jaraguá es una especie de zacate que donde quiera que lo siembren: nace, crece y aunque la corten, vuelve a crecer. Magistral comparación que logra el escritor Napoleón Rodríguez Ruiz para reflejar con su novela, los sueños y esperanzas del pueblo salvadoreño. Específicamente de aquéllos que se ganan el sustento con el machete o con las redes para pescar.
Esta novela costumbrista nos ilustra la idiosincrasia del salvadoreño de la zona rural que vive cercano a las costas, y nos relata con brochazos coloridos, la belleza del trópico nuestro.

Capitulo I

"Noche tropical. Han pasado las horas. Alígeras, atropellándose.

La madrugada llanera sacude irritada su ropaje de luto. Las sombras se escurren sigilosas por las hondonadas húmedas. Y la aurora surge súbita, tendiéndose como inmensa muselina de rosa sobre los valles empapados de esperanza. En el horizonte, panzudo de lejanías, coágulos rojos parecen derramarse de una herida gigante. La limpidez del espacio, se matiza de esmeralda, con una manada de pericos que hienden el aire en algarabía escuelera. Las palomas, como algodones flotantes, pincelan de blanco el paisaje. Los navajones saludan inclinando sus picos chatos y enormes, al sol que se inicia con gallardetes rojos y gualda. Las fuentes en su carrera intérmina, retratan en surcos de plata, la blancura impecable de los cirros dispersos. Y de todas partes, del agua... del viento... de la arboleda... de los ranchos... sale el grito jubiloso del día que principia... de la vida que se mueve y despierta, después de doce horas de catalepsia nocturna.

Don Nicasio, sentado en un banquito de madera, chupete tras chupete a su puro de anillos, contempla ensimismado aquel glorioso amanecer en su tierruca. Sus ojos, ojos jóvenes que despiden luces de volumen y relámpagos de audacia, vagan indecisos, deteniéndose a veces para mirar a la Janda, que acurrucada bajo un palo de achiote riega el maíz a las gallinas.

Y al conjuro de aquella mañana embrujada llegaron los recuerdos en alas del viento, cayendo como llovizna sobre su espíritu. Lo angustiaban. Arribaron como bandadas de pajarillos aventureros hablándole muy quedito al oído para revivirle el recuerdo de su vida, tormentosa y trágica. Vio reflejarse en el lienzo de sus dolores toda la película de sus cincuenta años..."

Wednesday, January 11, 2012

El Salvador: En el XX aniversario de la firma del Acuerdo de paz


El Salvador las Negociaciones de los Acuerdos de Paz (1990-1992).

Teresa Ramírez.
Opinión.

Esta obra aborda el rol que desempeñaron los agentes internos, la diplomacia y las relaciones internacionales de la Administración Estadounidense, asimismo la de los gobiernos centroamericanos y de la comunidad internacional en relación con el proceso de negociación de los acuerdos de paz en El Salvador.

Oscar Martínez Peñate realizó una investigación académica rigurosa, pone en evidencia que los principales obstáculos para lograr la paz en El Salvador fueron la oligarquía salvadoreña y la fuerza armada.

El fin del conflicto armado y el inicio del proceso de democratización eran contraproducentes a los intereses de las familias que formaban la oligarquía financiera salvadoreña y a los militares, la guerra la habían convertido en un negocio fructífero; para estos dos sectores la democratización era el preludio del ocaso de la corrupción institucional del Estado y de la impunidad.

Históricamente la oligarquía salvadoreña y los militares han sido los principales violadores de la Constitución Política, no obstante, se volvieron defensores del ordenamiento jurídico nacional, la Carta Magna la ocuparon como estandarte para oponerse a la paz y al proceso de democratización, argumentaban que la depuración y modernización de la Fuerza Armada, la desaparición de los ex cuerpos de seguridad, la creación de nuevas instituciones, etc., iban en contra de la Constitución.

La oligarquía salvadoreña estaba representada por el partido político Alianza Republicana Nacionalista (ARENA) y era encarnada por uno de sus miembros, el presidente Alfredo Cristiani.

La Administración Estadounidense durante la década de 1980 envió más de un millón de dólares diarios para evitar que la insurgencia derrotara a la Fuerza Armada, el Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) se enfrentó a toneladas de pertrechos y a centenares de asesores militares, etc., y no lo pudieron vencer.

Sin embargo, los EE.UU., de 1990 a 1992 tuvieron una participación importante a favor de la salida política a la guerra, y de ser enemigos con el FMLN pasaron a desarrollar relaciones de cooperación para lograr la paz en El Salvador.

La participación de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) fue un éxito, y el proceso de paz salvadoreño se utilizó como parámetro internacional para tratar de resolver conflictos militares.



Esta obra la puede adquirir en las principales librerías de El Salvador.

Las personas interesadas que no residen en El Salvador lo pueden adquirir en:
http://www.amazon.com/Salvador-Negociaciones-Acuerdos-1990-1992-ebook/dp/B005HYZOFK/ref=sr_1_5?ie=UTF8&

Sunday, January 01, 2012

2012: LITERATURA, PATRIA Y AMOR.

Estimados(as) amigos(as):

Reciban un fraternal saludo, deseándoles éxitos. Además, motivándoles al cultivo de valores supremos como: el amor, el respeto, la justicia y la libertad, en este año que recientemente comienza. Agradezco sinceramente todas sus muestras de aprecio y amistad sin fronteras.

Este 2012, debemos asumirlo como el inicio de una NUEVA ERA. Sí, una ERA cuyos cimientos nos permitan construir sociedades éticas, críticas y constructivas. Y para ello, qué mejor que la lectura activa. Concretamente, la lectura analítica y comprensiva. En esa dirección, resulta urgente, la creación de círculos de lectura, para niños(as), jóvenes y adultos(as), en todos los lugares cercanos y recónditos. Valioso es concentrar esfuerzos en los niños(as) y en los jóvenes, porque como bien sabemos, son el presente y el futuro de nuestra Patria. Citando palabras del ilustre José Martí: "Que los niños de América sean: hombres que digan lo que piensan, y lo digan bien: hombres elocuentes y sinceros"

Hoy, primero de enero, honremos este nuevo año con nobles propósitos. Que nos iluminen, hoy más que nunca, nuestros ideales. Y con la fe puesta en Dios, todos(as), pasemos de espectadores(as) a protagonístas en la Historia.

Cultivemos la virtud: ¡feliz año a todos(as)!


Néstor Danilo Otero.

Visitor Map